Sin categoría

#OPINIÓN Alfonso Carbonell Chávez/Comentando la noticia

Así o más pelado

Déjenme reflexionar con ustedes, amables lectores-lectoras estimo, para que pongamos los puntos sobres la íes sobre todo ahora que fenece un año más, de este infausto sexenio verde en todos los sentidos. Mucho ha preocupado a la sociedad chiapaneca la forma en que esta administración de Manuel Velasco, sin excepción,

itzelysasildeleon

nos ha tratado por igual claro salvo la parte en dónde no le pega el sol. Iniciamos este sexenio cargado de mentiras y de lugares comunes como eso de que sería el sexenio de los indígenas, las mujeres y los jóvenes por decir. Ni ha sido de los indígenas salvo que los enfrentamientos y asesinatos de alcaldes sean el referente, o como pasa en Chalchihuitán que se están muriendo de hambre y de frío. De las mujeres ¡por dios! hasta la fecha en su gobierno que se sepa, sólo una mujer ha ocupado una secretaría que por su denominación y función como es la secretaría de la Mujer, pus como que no se hubiera visto bien se la dieran a un macho, ni calado. Por cierto esta dependencia, usted juzgará, se la han pasado prestando las mujeres de la familia De León Villard, potentadas jovenzuelas que según corren versiones apoquinaron y ¡bien! a la campaña del “güerovelasco”, así de corrido. Dicen. Ahora que haya sido el sexenio de los jóvenes, bueno ahí sí creo cumplió a cabalidad empezando por él mismo y también, por su orquesta de trompetistas “mi reyes” colocados en su gobierno mamando…grandes cantidades del presupuesto. Se acaba este 2107, pero a nadie parece importarle los saldos qué, cual venta nocturna de alguna plaza Ámbar o su Feria, las y los chiapanecos atiborran para gastarse sus aguinaldos. Pírrica victoria económica.

Pero hay una clase de la que todos debemos sentirnos ofendidos y esta vez no me refiero a la clase política depredadora y rapaz; me refiero sí y “astedes han di disculpar”, a la clase que conformamos los de nuestra propia especie; ¡los periodistas! Caníbales espasmódicos que creemos -me incluyo of course- se engaña al conglomerado social, cuando lo que en verdad se provoca son náuseas. Me cae. Todos, los más, andan preocupados por llenarle el buche de halagos a su clientela y piensan, perdón idiotas, que los…sus lectores no se dan cuenta de quiénes les embadurnan los bolsillos de indignidad. Quiero imaginar, aunque me sitúe en el reino “aún más lejano” donde habitan el Ogro y Fiona, que sus encantadoras princesas y sus príncipes azules solo viven en sus bolsillos. Para eso me gustaban.

Hablamos de los presuntos candidatos (nótese el lenguaje incluyente) al gobierno de Chiapas, cuando sólo representa la forma y modo de cubrir debilidades ciudadanas. Existen, incluso, algunos “Doctos” que presumen su lenguaje y pretendido pundonor para pedir, públicamente, se abstengan de enviarles canastas; bueno no siquiera felicitaciones navideñas. Se ofenden. ¡Culeros! Creen que nacieron ayer.

Pero no es de ese tema al que quiero referirme; tal vez ni siquiera a ningún otro. Qué güeva. Sirva entonces mi perorata comentativa, para decirles a los compas periodistas al igual que a los políticos; que los primeros que se creen los hacedores de la verdad y ponderan a sus ínclitos candidatos, que no engañan a nadie. Por actuar así se ha empinado a todo un pueblo, que dicho sea de paso, parece satisfecho de que cada trienio y sexenio le rompan su máuser. Por su parte a nuestra pestilente clase política de cualquier signo y bandera, que sus rostros y mensajes solo son reproducidos porque pagan. Me queda claro. Sin embargo y habrá que aceptarlo así; no todo está podrido en Dinamarca. Así entonces, de qué hay periodistas congruentes con la causa que es Chiapas y políticos que ven más allá de sus intereses personales, debo de admitir, los hay. Pero hoy, deberán demostrar más que mensajes vacíos y arengas de lugares comunes como el combate a la pobreza, a la corrupción, mayor seguridad y aplicación de la justicia a todos por igual. O cómo anda por ahí diciendo un actor nacional; Empezar a construir, del México que tenemos al México que soñamos. Ajá. Así o más pelado. Me queda claro.

Anuncios

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s