Sin categoría

#OPINIÓN @pakoandrade/Plaza Central

¿Quién dijo miedo?

No es miedo, es pavor; pero de quién o de parte de quién, para beneficiar a quién.

pavorPlazaCentral

Al momento que se abrió la posibilidad de que el diputado federal Emilio Salazar Farías, pudiera ocupar una remota candidatura al Senado de la República por Morena-PES, se le fueron encima. Despotricando en contra de él, lo sobajan, lo minimizan, lo convierten en un cero a la izquierda.

Eso sí, le abren las puertas de par en par al aborto, la adopción de hijos por parte de personas del mismo sexo, casarse entre personas del mimos sexo; se las cierran a Dios, así como a la figura paterna en soltería; luego, luego dicen que son homosexuales: O sea, esta sociedad hipócrita se da golpes de pecho, mas si la paternidad viene de un hombre. Eso se expuso en una presunta carga que circuló en correos y luego en whatssap, si Emilio es todo eso, ¿porqué le temen?

A José Antonio Aguilar Bodegas, desde que dejó entrever sus pretensiones de buscar la candidatura al gobierno del estado de Chiapas, le han dicho y han hecho de todo; lo más reciente -y ridículo- es que a su domicilio, a sus manos llegaron los documentos que horas después lo inculparían de enriquecimiento ilícito.

Si Jósean ya está pasado de moda, ya está “viejito”, es del pasado, no levanta ni una hoja seca, entonces ¿porqué le temen?

De igual manera con Rutilio Escandón le han enjaretado de todo, hasta de que lo van a bajar de la candidatura al gobierno del estado, que se presume ya tiene más que amarrada, y que ni los propios compañeros del Tribunal votarán por él, entonces ¿porqué le temen?

De Roberto Albores Gleason, senador, que es un junior, que no tiene la pinta del padre, que no se merece ni el aire que respira, que ni su familia votará por él, entonces ¿porqué le temen?

Que Eduardo Ramírez Aguilar, no lo quieren ni en su partido, que anda del tingo al tango buscando partido que lo cobije; que no votarán por él ni los propios Verdes; entonces no le teman.

Hay que ir a la contienda, ahora sí, hay que buscar el voto; sin trampas ni chismes ni triquiñuelas, sin voto del miedo, no hay que sembrar sicosis; sin encuestas tramposas que se venden al que la paga; sin intimidar a nadie. No tengan miedo, no tengan pavor, al contendiente se le gana en las urnas, no con chismes de mariquitas sin chones.

Chiapas y los chiapanecos no se merece esta porquería de política y politiqueros de poca monta, que lo único que buscan es hacerse de los 89 mil millones de pesos del presupuesto que le corresponde a la entidad, no nos hagamos tarugos.

Contacto: pakoandrade@gmail.com

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s