Sin categoría

Beneficios de dormir bien

Sarah Romero (*)

Siempre estamos buscando formas de transformar nuestras vidas, pero a veces nos olvidamos de que, junto con el ejercicio, hay otro medicamento milagroso bajo nuestro control: dormir. Si tienes algunos días libres durante las vacaciones o a menudo descansas los fines de semana, una de las mejores cosas que puedes hacer con tu tiempo es trabajar para arreglar los hábitos de sueño.

dormirbien

No es un asunto baladí. Nuestros problemas de sueño son tan graves que los Centros de Control de Enfermedades (CDC) se refieren a ellos como “una epidemia de salud pública”.

Si bien un pequeño porcentaje de la población no tiene ningún problema ni impedimento por dormir poco, es algo increíblemente raro. Casi la mitad de la población no duerme lo suficiente: el 40% de las personas duerme menos de 7 a 9 horas recomendadas por noche (los adolescentes y los niños necesitan aún más horas de sueño).

Tampoco nos vayamos al extremo. Dormir demasiado tampoco es bueno y tiene sus propios riesgos para la salud; afortunadamente, solo el 5% de las personas duerme más de 9 horas cada noche.

Dormir te hace sentir mejor, pero su importancia va mucho más allá de solo aumentar tu estado de ánimo o eliminar esas molestas bolsas debajo de los ojos. Tener un sueño adecuado es parte clave de un estilo de vida saludable y puede ser beneficioso para el corazón, la mente, nuestro peso…

De hecho, es tan importante como comer sano y hacer ejercicio.

Por desgracia, el medio ambiente occidental está interfiriendo con los patrones naturales de sueño. Ahora dormimos menos de lo que lo hacíamos en el pasado, y la calidad del sueño también ha disminuido.

Sea como fuere, sabemos que dormir más mejoraría nuestras vidas. ¿De qué forma? Hoy exploramos cómo.

Te hace feliz

Dormir poco te arruina el día y lo sabes. Los estudios también lo han plasmado así. Así, por ejemplo, un estudio notable publicado en la revista Science, realizó un seguimiento a 909 mujeres trabajadoras. Dormir mal una sola noche afectó su felicidad tanto como una fecha límite para entregar un trabajo y tuvo un impacto aún mayor en el estado de ánimo que las diferencias de ingresos significativas en el grupo de participantes.

Dormir bien aumenta la resistencia física

Con un sueño reparador nos cansamos menos y tenemos mejor resistencia aeróbica, fundamental para deportistas. Varios estudios realizados por la Universidad de Stanford (EE.UU.) confirmaron que los atletas que dormían 10 horas en período de competición mejoraban tanto sus tiempos como su resistencia física.

Te protege de la diabetes

La diabetes tipo 2 es una terrible enfermedad que puede provocar accidentes cerebrovasculares, amputaciones, ceguera y daño a nuestros órganos. Si estás delgado pero no duermes, también estás en riesgo. Al no dormir lo suficiente, los adultos sanos pierden su capacidad de controlar el azúcar en la sangre y, cuanto menos dormimos, es más probable que desarrollemos un problema de salud. En comparación con los adultos que duermen entre siete y ocho horas por noche, las personas que duermen seis horas tienen una probabilidad 1.7 veces mayor de desarrollar diabetes, y las personas que duermen cinco horas tienen una probabilidad 2,5 veces mayor de desarrollar diabetes.

Mejora la atención

Los niños no reaccionan de la misma manera a la privación de sueño que los adultos. Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, los niños de entre siete y ocho años que duermen menos de ocho horas tienen más probabilidades de ser hiperactivos, distraídos e impulsivos. Y es que la falta de sueño continuada puede derivar en síntomas de TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad) en los más pequeños.

Te hace parecer más joven

Las personas que duermen más tienen una piel más saludable. Junto con los trastornos del estado de ánimo, dormir mal también se asocia con condiciones crónicas de la piel. Algunas investigaciones muestran que la falta de sueño, la depresión, la ansiedad y los problemas crónicos de la piel van de la mano. Un estudio publicado en la revista Dermatología Clínica y Experimental descubrió que las personas que suelen dormir siempre bien se recuperan mejor después de la exposición a la luz ultravioleta, y su piel también se recupera más rápidamente tras hacer una prueba con cinta adhesiva. También mostraron menos signos de envejecimiento.

Nos hace más atractivos

El mejor tratamiento de belleza, más natural y económico es el sueño reparador. Un estudio publicado en la revista British Medical Journal demostró que las personas que duermen bien durante la noche resultan más atractivas y más saludables para los demás que las personas que duermen poco y mal.

Nos permite desarrollar músculo más fácilmente

Hay una razón por la que, en los entornos deportivos y de fitness, siempre se centran en la importancia del sueño. Y es que, si no duermes, no puedes desarrollar músculo. Nuestro cuerpo utiliza la mayor parte de la noche (excepto cuando está en estado REM) para sanar el daño causado a las células y tejidos cuando está despierto y tiene una actividad metabólica más activa. La falta de sueño, por otro lado, también está relacionada con la atrofia muscular.

Protege el corazón

Existen varios estudios que avalan la teoría de que las personas con falta de sueño continuo (insomnio) tienen tres veces más posibilidades de sufrir una insuficiencia cardíaca que los que duermen bien a diario. Una de las investigaciones, publicada en la revista European Heart Journal, encontró que el insomnio aumentaba los niveles en sangre de las hormonas del estrés. Esto a su vez incrementaba la tensión arterial, la frecuencia cardiaca y también el colesterol, todos ellos factores de riesgo para nuestra salud cardiovascular.

Tu bolsillo te lo agradecerá

Es menos probable que tomes decisiones financieras arriesgadas si has dormido bien. Cuando estamos cansados cambia la forma en que tomamos decisiones, sobre todo económicas. En lugar de tratar de minimizar una pérdida, comenzamos a buscar grandes ganancias arriesgadas. Así que asegúrate de dormir bien antes de hacer una gran compra.

Incrementa la creatividad

Según la Fundación Española del Corazón, cuando el cerebro está descansado y la producción de hormonas es equilibrada, nuestra memoria funciona mucho más eficientemente; esta circunstancia provoca que nuestra imaginación se dispare y nos vuelva más creativos.

Pasarás menos tiempo en el médico

Las personas que obtienen un puntaje alto en la “escala de somnolencia” utilizan un 11% más de recursos de atención médica que las personas que descansan bien. Los problemas de sueño causados por la apnea del sueño y el insomnio cuestan millones de euros en costes médicos directos cada año, y eso incluso antes de tener en cuenta la pérdida de productividad asociada.

Combate la depresión

Está claro que dormir relaja nuestro organismo y gracias a ello nuestro cuerpo produce más melanina y más serotonina; ambas hormonas contrarrestan eficazmente los efectos de las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol). Cuando nos despertamos, nos sentimos mejor tanto física como emocionalmente. Por contra, no dormir bien aumenta la producción de las hormonas del estrés, ayudando a la depresión a asentarse un poco más en nosotros, según la Fundación Española del Corazón.

Los adolescentes que duermen lo suficiente son menos propensos a abusar del alcohol

Según el Instituto de Medicina, los problemas del sueño están asociados al abuso del alcohol. Los adolescentes que tienen dificultades para dormir o duermen pocas horas, tienen más probabilidades de desarrollar una conducta de abuso de alcohol, aunque también es cierto que las personas que abusan del alcohol tienen problemas para dormir bien. Aún así, los investigadores creen que tener un ritmo circadiano alterado causa cambios en el sistema de recompensa del cerebro. Esto, a su vez, hace que los adolescentes sean más propensos a participar en conductas de riesgo y desarrollar trastornos por consumo de alcohol.

Dormir bien mejora el sistema inmunológico

Una investigación de la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.) concluyó que las personas que duermen menos de siete horas al día son tres veces más propensas a resfriarse que las que duermen ocho horas o más. Así pues, no dormir lo suficiente debilita nuestro sistema inmunológico y dormir bien lo impulsa. Todo esto ocurre porque durante el tiempo de sueño el sistema inmunitario aprovecha para regenerarse y así poder luchar con eficacia contra contra las toxinas y los gérmenes.

Tu discurso será más inteligente

Ya hemos visto que las personas que conducen cansadas son parecidas a las que lo hacen bajo los efectos del alcoholpero, ¿sabías que permanecer despierto por mucho tiempo puede causar problemas en el habla? Dormir poco provoca un uso repetitivo de las palabras y un tono lento y monótono a la hora de hablar, así que si tienes una presentación, asegúrate de haber dormido bien.

Dormir bien mejora la memoria

Para muchos es uno de los grandes placeres de la vida y no es para menos. La siesta, también lo es. La Universidad de Hafi (Israel) realizó un estudio cuya principal conclusión se resumen en que una siesta de 90 minutos a media tarde ayuda a fijar los recuerdos y la destreza.

Te ayuda a prevenir migrañas y otros dolores de cabeza

Si sueles tener dolores de cabeza repentinos, mira tu horario de sueño. Aunque los médicos no están seguros exactamente de por qué sucede esto, múltiples estudios muestran que las personas que no duermen lo suficiente son más propensas a sufrir migrañas. “La mala calidad del sueño se asocia de forma única con la migraña episódica”, escriben los autores del estudio publicado por la American Headache Society.

Ayuda a perder peso

 No es ninguna falacia. Un estudio de la Universidad de Chicago (EE.UU.) descubrió que dormir poco y mal conduce a un aumento de los niveles de una hormona llamada grelina, que nos provoca la sensación de hambre; de la misma forma, los adipocitos o células grasas liberan menos leptina (la hormona supresora del apetito). Así, motivado por al acción de estas dos hormonas, si estás a dieta y duermes pocas horas, sentirás más hambre que si duermes 8 horas.

Múltiples estudios han mostrado que las personas que duermen menos son más propensas a ser obesas. Un estudio publicado por The National Academies Press que siguió a 500 personas durante 13 años encontró que las personas que habitualmente dormían menos de 7 por noche tenían 7.5 veces más probabilidades de tener sobrepeso, incluso después de controlar la actividad física, los antecedentes familiares y los factores demográficos. Los investigadores creen que esto se debe principalmente a los cambios hormonales causados por la falta de sueño: no dormir lo suficiente estimula el apetito.

Dormir bien alarga la vida

Un sueño adecuado es una parte clave de un estilo de vida saludable y uno de los beneficios a largo plazo es que dormir las horas adecuadas, entre 7 y 8 horas al día, ha sido asociado a una vida más larga (dormir muy poco o dormir excesivamente provocan lo contrario), según un estudio del St. Luke-Roosevelt Hospital Center de Nueva York (EE.UU.).

(*) tomado de muyinteresante.es

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s