Sin categoría

#OPINIÓN @pakoandrade/Plaza Central

La basura

A raíz que tuve la oportunidad de platicar éste miércoles en entrevista con Javier Aguilar, secretario de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Mérida, en Yucatán; sobre el tema específico y exitoso por cierto, de la recolección de basura totalmente privatizada.

basuraplaza

Dio pauta a rascarle e investigar sobre el caso de PROACTIVA en la capital chiapaneca que no es para menos, pues cuenta con el aval de las autoridades ambientales federales y estatales y prueba de ello es que con todos los dimes y diretes que tiene en contra la empresa, en la blanca Mérida y aquí en la capital chiapaneca está funcionando.

Aparte existe una norma mexicana que regula a los rellenos sanitarios y son las que determinan el grado de contaminación permitido sin que cause ningún daño a la salud y hasta ahora no ha habido ningún estudio que pruebe lo contrario.

Es mejor un relleno sanitario que un basurero a cielo abierto. Eso queda muy claro.

Y algo que llama la atención, dentro de las recomendaciones que hizo Aguilar en la entrevista, es que lo mejor de lo mejor, que cada ciudadano desde su casa, debe contaminar menos de la forma más sencilla que es separando la basura en desechos orgánicos e inorgánicos. Y trabajando de manera conjunta, en total coordinación y unidad ciudadanía, autoridades y empresas recolectoras, que en este caso son tres las que ofrecen los servicios.

Puede ser una frase trillada, pero solo hay que recordar que una ciudad limpia no es la que más se barre, sino la que menos se ensucia. Y Tuxtla de mis amores no goza de ese privilegio.

No nos olvidemos que si existen los basureros a cielo abierto es por la ignorancia de la sociedad, por que el desconocimiento de los daños que privó al medio ambiente. Los basureros a cielo abierto son muchos y nadie los regula, pero tampoco nadie hace por evitar se sigan propagando por todas partes, ni al ciudadanos, ni empresas ni empresarios y mucho menos a la autoridades locales, ya ni se diga a las estatales o federales.

Esto es responsabilidad, primero, de la gente que contamina, de la gente sin escrúpulos y, después, de las autoridades que no sancionan a quienes cometen el delito contemplado en la ley General de Equilibrio y Protección al Medio Ambiente.

Los rellenos sanitarios, de cierto modo, tienen un control estricto que los mantiene bajo supervisión todo el tiempo.

Por eso, antes de arrojar basura en cualquier parte, recordemos que es mejor hacerlo ordenadamente en los lugares dispuestos legalmente para ello. Seamos prácticos, sencillos y humildes en aceptar y acatar la parte que nos corresponde como ciudadanos; sino lo hacemos por nosotros mismos, reitero las autoridades de los tres niveles no lo hará.

Por cierto, Javier Aguilar estuvo en Tuxtla a invitación de la Agenda Tuchtlán 2024, para hablar del tema de la basura y del caso de éxito en Mérida, Yucatán.

Contacto: pakoandrade@gmail.com

Anuncios

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s