Cafetaleros pensando en meterse a zona de calificación desde el sábado

108
0

Tuxtla Gutiérrez.- Cafetaleros de Chiapas volvió a la actividad este lunes, con un entrenamiento intenso, dirigido por el cuerpo técnico y con la participación de todo el plantel, además de algunos jóvenes de inferiores, que exhibieron las ganas de este conjunto para sumar tres unidades que los coloquen en puestos de Liguilla.

Gabriel Pereyra dispuso de trabajo en espacios reducidos, primero en grupos pequeños y después la cantidad fue en aumento, con exigencias diferentes, en alguno de los momentos, tocando de primera intención, después libre y cuando parecía que la actividad disminuía en intensidad, apareció un ejercicio que combinó la fuerza con el futbol; un circuito en el que se trabajaba tren inferior, con saltos y peso, para después quedar listo a un dos contra dos en una pequeña cancha, en la que había que demostrar la habilidad para conseguir el espacio.

Fue una hora y media en la que no se permitió bajar de nivel, en el que juntos se fue consiguiendo realizar los entrenamientos, que justo en los descansos de hidratación, dejaban en claro que Cafetaleros no pretende ceder más puntos en este torneo Apertura 2019 del Ascenso BBVA MX.

Buenas jugadas pudieron presenciarse, con la intensidad mantenida en un nivel que se pudiera llegar a cumplir el objetivo del trabajo en este lunes, reactivar al grupo para comenzar esta semana pensando en los tres puntos ante Loros de Colima el próximo sábado, el momento idóneo para que el conjunto chiapaneco consiga escalar posiciones y moverse entre los que buscan meterse a la definición del torneo.

Tres bajas
Mientras el plantel trabaja a tope, Bruno Tiago se mantiene en recuperación, con trabajos de rehabilitación; por su parte, Lizandro Echeverría apunta a recuperar el ritmo futbolístico para integrarse al trabajo del plantel y el que asistió a comenzar con terapias de rehabilitación fue Alejandro Cabral, quien fue intervenido para reparar un daño en una rodilla, que resultó exitosa y que se espera recuperar en su totalidad en cinco semanas.

Print Friendly, PDF & Email