Ruperto Portela Alvarado/Índice

313
0

CORRUPCIÓN EDUCATIVA, SIGNO DEL SEXENIO

La vida de las instituciones de educación superior se vio nublada por actos de corrupción que propició el desorden administrativo. La Universidad Autónoma de Chiapas, convertida en un botín de sus autoridades; la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, en el delirio de poder y el nepotismo; la Universidad Intercultural de Chiapas inmerso en una disputa por el poder y el presupuesto.

Corrupción es la constante en la Universidad de la Selva, cuyas rectorías se han caracterizado por su negligencia y autoritarismo y la Universidad Politécnica que en su primera administración se confabuló en un movimiento administrativo de millones de pesos en desvío y hasta de posible peculado por lo que su rector JORGE ZUARTH MACÍAS fue suspendido para ejercer cargo alguno y aun así fue designado rector de la Universidad Intercultural.

Por donde se vea la arista de la educación, hay un acto de corrupción. Se le acusa a RICARDO AGUILAR GORDILLO de un faltante de 300 millones de pesos y en la UNACH que dirigió el doctor CARLOS EUGENIO RUIZ HERNÁNDEZ, un adeudo por mil 600 millones de pesos al ISSSTE, FOVISTE y acreedores diversos. RUIZ HERÁNDEZ también está metido en el desorden financiero de la Secretaria de Salud, de la que fue titular. Se hincharon de dinero y ahora hasta las instituciones educativas de nivel medio superior y superior están sufriendo estas enfermedades de la corrupción.

No están fuera de este esquema de depredación presupuestal instituciones como el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Chiapas, que en la dirección general de la ahora diputada local OLGA LUZ ESPINOSA MORALES, vivió los más amargos momentos de desfalco y rapiña –en complicidad de su hermano CÉSAR ESPINOSA MORALES, dirigente estatal del “Sol Azteca”– como  en actual, que administración a cargo de JULIO CÉSAR DOMÍNGUEZ MÁRQUEZ, quien está acusado de hacer negocios turbios por más de 40 millones de pesos del presupuesto del CECyTECH.

El caso peculiar del Subsistema de Educación Media Superior, Colegio de Bachilleres de Chiapas, es otro sinónimo de corrupción cuando hoy se ventila un fraude por más de 900 millones de pesos en el que se involucra al ex director general JORGE ENRRIQUE HERNÁNDEZ BIELMA; al actual JOSÉ GUILLERMO TOLEDO MOGUEL, inclusive al dirigente del SUICOBACH, VÍCTOR MANUEL PINOT JUÁREZ, quien ha sido desconocido desde junio de 2016 y sigue con sus fechorías.

EL TECNOLÓGICO EN LA CORRUPCIÓN…

En ese maremágnum en el que está inmersa la educación media superior y superior en el Estado de Chiapas y quizá en todo el país, el Instituto Tecnológico de Tuxtla no es la excepción en el desorden y la corrupción que impera en estas instituciones educativas.

Hoy a 46 años de distancia de fundación de esta gran institución que fue orgullo y opción educativa tecnológica de nivel medio superior en Chiapas, su opacidad ha ido creciendo por las desidias, ignorancia y rapiña de sus administradores, principalmente quienes fungieron como directores a partir de la creación de las primeras carreras de ingeniería en 1992.

Ya en las postrimerías del año 2003, me preocupaba la situación de decadencia en la que había caído el Instituto Tecnológico, por lo que en un oficio dirigido al entonces Secretario General de la Delegación D-II-8, CÉSAR A. SÁNCHEZ ELORZA, con fecha 30 de octubre de ese año, señalaba:

“…en esa cobertura de conductas diversas que se observan al interior de la Delegación Sindical y la administración del Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, debemos reflexionar: ¿se están haciendo bien las cosas?, ¿hay claridad en el manejo de los recursos económicos, las plazas y la estructura del Instituto?; ¿se tiene conciencia entre lo que se quiere, se hace y se debe hacer por el futuro inmediato de la Institución? Nunca hubo respuesta y los resultados ínfimos lo estamos viendo hoy.

El 22 de octubre de 1972 abre sus puertas a la educación tecnológica media superior el Instituto Tecnológico Regional # 27, aunque un mes antes se habían iniciado las actividades administrativas con la preparación de tareas docentes e inscripción de 501 alumnos que fundaron esta gran institución que fue concebida por un grupo de estudiantes y la magnificencia del entonces Presidente de la República, LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ y el Gobernador del Estado, MANUEL VELASCO SUÁREZ, quien se encargó de su inauguración.

Los días de gloria del Tec´ Tuxtla se sucedieron con el primer director, RICARDO RAMÍREZ VIDAL (1972-74) y el subdirector JORGE BARRIGUETE NEDES; al que le sucedió BERNARDINO ARGÜELLES PÉREZ (1974-78) y ESTEBAN JUÁREZ SÁNCHEZ (1978-81). Desde entonces para acá, la irresponsabilidad ha echado raíces en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez.

La llegada del director ALFONSO MONROY CASANOVA marcó la pauta del uso y abuso de los recursos destinados a la educación, como lo fue el fugaz MANUEL AMADOR BRAVO que solo estuvo en el cargo 14 días para que llegara EUGENIO MIRANDA MEDINA a imponer su fuerza (1982-83).

Desde entonces, las administraciones han estado bajo sospecha como el mismo ABELARDO SANTILLÁN BÁRCENAS quien había sido subdirector y llegando a director, el gobernador JOSÉ PATROCINIO GONZÁLEZ BLANCO GARRIDO lo nombró Secretario de Educación, puesto que utilizó para traicionar el movimiento magisterial de los trabajadores del Instituto Tecnológico. Podemos contar historias nefastas de directores como JAVIER ALFARO MENDOZA (1989-91), pero en grado sumo, la de JOSÉ LUIS MÉNDEZ NAVARRO (1995-99), quien aun con sus señalados actos de corrupción volvió a la dirección en esta nueva etapa de la que lleva más de ocho años en el ejercicio de su voluntad, rapiña y abuso del presupuesto del Instituto.

Ya no son los tiempos aquellos en que el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez recibía al Embajador de Israel en México y ofrecía becas para ir a visitar el Instituto Weismar que algunos maestros la obtuvieron; tampoco la visita de gobernadores como lo hicieron JUAN SABINES GUTIÉRREZ y JORGE DE LA VEGA DOMÍNGUEZ que sentían el orgullo de tener una institución de educación media superior con la calidad del Tec´Tuxtla, que como decíamos entonces: “coadyuva al desarrollo integral de la entidad”.

Acabaron tiempos aquellos de romanticismo en que los trabajadores del Tec´ hacíamos limpieza periódica de las instalaciones; barríamos, lavamos y pintábamos paredes y pasillos; cuando éramos primeros lugares en deportes, en concursos como el de mecánica automotriz donde distinguidos alumnos fueron campeones nacionales, inclusive internacionales como MACARIO TOLEDO y ABEL CASTELAZO NOGUERA que ganaron las fases, estatal, regional, nacional e internacional del Concurso Chrysler en Nueva York, sin menospreciar a otros como ALEXIS AGUILAR BRINDIS, FERNANDO COLEX, JOEL VARGAS ABARCA  y EDGAR GALDÁMEZ RAMÍREZ, entre otros.

Ya no somos lo que fuimos con un premio nacional en poesía coral con el maestro RUDY MAZA SUÁREZ; la inspiración del maestro ERNESTO NÚÑEZ ALBORES, autor del Himno al Tecnológico; la dedicación de gentes como BENTURNIO NANGUELÚ CHAMPO con su magistral “Cuarteto Marimbístico Percusión” y la Rondalla del Tecnológico, el grupo coral “Voces y Guitarras” dirigido por el profesor EDUARDO PEREGRINO SOLÓRZANO.

Quedaron atrás las glorias de los trabajos de investigación del Café, el Cuchunuc, la Caña y otros que le dieron prestigio a la institución. Hoy solo quedan recuerdos de aquellos grandes maestros que los fueron: ANDRÉS FÁBREGAS ROCA, HIRAM RUBIA CRUZ y LUIS ALAMINOS GUERRERO, quienes son “Premio Chiapas” y el maestro MANUEL CAL Y MAYOR REDONDO o LORENZO MARCIANO VÁZQUEZ.

No podemos olvidar la dedicación de un maestro como SALVADOR ANZUETO ROSALES que con su entusiasmo llevó a muchos jóvenes a las proezas deportivas como MIGUEL CANSANOVA en los 100 metros planos; ANTONIO ARREOLA HERNÁNDEZ en mil 500 y las estrellas del medio fondo que fueron MIGUEL ÁNGEL BALLINAS y RONAY CHAMPO, entre otros. En el recuerdo también el maestro EDUARDO CRUZ MOGUEL y PEDRO REYNOL OZUNA HENING, al igual que FRANCISCO DÍAZ, quien hizo del fútbol un estandarte del ITTG.

Es basta la historia de glorias y honores que nos quedan en la nostalgia por recordar los mejores tiempos del Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, que por envidias y egoísmos no se plasmó en un libro que ya estaba programado y del que yo fui el comisionado para tal tarea. Ahora vamos a contar el declive en el que, como tobogán viene el Tec´ Tuxtla por la ignorancia, ambición y corrupción que impera en la administración del Instituto con la complicidad de muchos maestros y la misma representación sindical.

EL NEFASTO MÉNDEZ NAVARRO…

Quiero creer que desde la liquidación del bachillerato, en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez empezó una nueva era que prometía un futuro halagador para los jóvenes estudiantes de esta noble y grande institución. Pero el brillo fue efímero por la falta de compromiso y responsabilidad de quienes tuvieron la dirección de esta entidad educativa o la ignorancia administrativa como JORGE ELÍ CASTELLANOS MARTÍNEZ.

Es muy notoria la presencia perniciosa de JOSÉ LUIS MÉNDEZ NAVARRO como director del Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez (1995-99) quien desde entonces creó una red de complicidad rayando en la corrupción que ahora en su segunda y actual administración de la que lleva más de ocho años, ha mantenido esa conducta nefasta.

A MÉNDEZ NAVARRO se deben muchos retrocesos de la institución, pues su proclividad a gastar el dinero destinado a la educación en uso personal y francachelas con sus amigos, han derivado en una falta de recursos para las actividades académicas, administrativas y de infraestructura.

Fue precisamente JOSÉ LUIS MÉNDEZ NAVARRO quien obstaculizó la creación de la “Fundación Tec´Tuxtla”, como otros proyectos que tengo en mi memoria y documentados, por su ignorancia y perversidad o también complicidad con las autoridades superiores de la entonces Dirección General de Institutos Tecnológicos, que le valieron, a pesar de sus “trinquetes” para ser director del Tecnológico de Tapachula, Tuxtla Gutiérrez –de donde lo corrimos por transa– y Orizaba, para volver otras vez al Tec´ Tuxtla, con sus mismas artimañas.

Y como dicen en la tele: “ esto continuará”…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

Print Friendly, PDF & Email